Seis villanos geniales de la generación Xbox 360 y Playstation 3

Cada era tiene sus villanos específicos, Bowser y el Dr. Wily en los 8 bits; Bison y Shao Kahn durante los 16 bits; Sephiroth y Liquid Snake en los 32; y así en adelante. La ya nostálgica generación del Xbox 360 y Playstation 3 (y bueno, también Wii), nos dejó un puñado de villanos memorables que el día de hoy reconocemos por sus hazañas.

Antes de iniciar te advierto que pudiera haber algún spoiler menor en algún momento, sin embargo al tratarse de juegos ya algo viejones, lo lógico es que ya los hayas jugado. Asimismo hay que comentar que el criterio de inclusión utilizado no exige que el villano haya nacido villánicamente durante ese tiempo sino que haya tenido un papel inolvidable durante ese período. Así comencemos:

Mención honorífica – Atlas – Bioshock 

Estuve indeciso entre incluir o no a este personaje. Inicialmente Atlas se presenta como un aliado que pretende ayudarte a derrotar a quien, crees, es el villano principal de Bioshock, el misántropo Andrew Ryan. Prácticamente todo lo que sucede en Rapture inició a causa de Ryan y Atlas se auto nombra un luchador de la gente, un revolucionario que desea derrocar al tirano, ¿quieres?

Aunque su diseño y personalidad no son nada espectaculares (de hecho ni siquiera recuerdo cómo lucía), algo que jamás olvidé fue la manera en que se revela que es Atlas el verdadero villano. A lo largo del juego Atlas habla contigo por… ¿radio? Te dice a dónde ir y qué peligros te podrías enfrentar, curiosamente cada frase la termina con un: ¿Quieres? (en el doblaje al español).

Resulta que ¿Quieres? Es una palabra de control en el universo de Bioshock que sirve para obligar a tu personaje a que realice acciones en contra de su voluntad. Cada que Atlas la usaba en ti, y debido a que eran las misiones en el juego, tú como jugador las realizaba sin darse cuenta que, a nivel meta, una entidad te estaba controlando.

Esa introducción es muy novedosa y realmente fue impactante, sin embargo la falta de más impacto en Atlas lo deja fuera del top. Pero quería rememorar esa introducción y por eso esta mención honorífica.

6- Senator Armstrong – Metal Gear Rising Revengeance

No le tenía mucha fe a Metal Gear Rising Revengeance cuando se anunció; no me cae bien Raiden, no me gusta su nombre tan genérico y no soy fan del género “hack and slash”. Un día me lo topé en oferta y, bueno, era parte de Metal Gear. Lo compré y me la pasé de lujo.

Metal Gear Rising Revengeance se convirtió en mi “hack and slash” favorite por su Sistema de juego, la mecánica de cortar con la espada y lo intenso de los combates que aún tenían algo de Metal Gear Solid en ello, al menos con los jefes.

Y hablando de jefes, el senador Armstrong… Vaya hijo de pt…

La primera vez que vi al personaje se me hico ridículo, un congresista estadounidense que parecía jugador de futbol americano, eso era todo lo que había en él. Un petardazo diría yo, nada en comparación con los cyborgs que forman parte de Desperado.

Pero resulta que el jefe final del juego es precisamente Armstrong, quien se sube en un mecha para luchar contra Raiden… Obvio, a mano limpia sería un inútil, es sólo un hombre fuerte…

Un hombre fuerte imbuido con nanomáquinas que lo hacen más fuerte y %$&/(%$#” es un jefe difícil. Armstrong me hizo rabiar como pocas veces lo he hecho.

Sí, su diseño es casi inexistente, sus motivaciones son las clásicas de una película de acción noventera de los 90s (o las de Donald Trump), hacer a América grande de nuevo… Entendiendo por América sólo a Estados Unidos claro está. Pero esa maldita batalla final la repetí tantas veces que, claramente, el maldito senador se quedó grabado en mi mente por la fuerza.

Y la fuerza es parte de la villanía, es más, este maldito lo lleva en su nombre: Armstrong, Brazo Fuerte. Para mí es inolvidable.

5- El Soberano / Los Reapers – Mass Effect

Cuando comencé a jugar Mass Effect el juego no me gustó del todo, sentí que era una historia sci-fi genérica con un olvidable villano (Saren), que simplemente se vuelve terrorista. Las primeras horas de juego no me fueron muy espectaculares, ni siquiera estar viendo a Saren en su poderoso carguero imperial, El Soberano, ocasionaba en mí alguna emoción. Tenía UNA nave poderosa y ya, ¿cómo iba luchar contra la alianza galáctica?

Resulta que la nave era el verdadero villano y que controlaba mentalmente a Saren, quien sólo era un monigote de la nave, la que no era una nave sino una especie bio-cibernética antigua conocida como Los Reapers, que en incontables ocasiones habían aparecido para extinguir la vida del universo y aplicar el botón de reset; y no sólo existía una sino que eran miles de ellas, y estaban en camino a la galaxia.

OMFG! Que forma de finalizar el juego. Lo que parecía una simple lucha política por los derechos de las máquinas (nada que no se hubiera visto antes) se convierte en una lucha por la supervivencia de toda una galaxia, por lo que tu personaje necesita ahora hacerse amigo de sus enemigos con tal de sobrevivir a una amenaza que amenaza con extinguirnos a todos.

Bueno eso sentí al finalizar el primer juego, quizá no sucedió exactamente de ese modo pero los Reapers me dejaron una buena impresión.

Aunque visualmente no son más que calamares mecánicos gigantes, el contexto de la creación de los Reapers es muy interesante. Fueron creador a imagen y semejanza de los Leviatanes, una raza antigua de calamares gigantes inteligentes y fueron los Reapers los que manipularon la evolución de las especies inteligentes para permitirles el uso de su propia tecnología. Básicamente son empresarios que generan su propia fuente de trabajo, acaban con la vida inteligente pero gracias a ellos esa vida se vuelve inteligente y así tienen algo que hacer.

Su conducta es básicamente una programación previa, no es que quieran acabar toda vida sino que para eso los hicieron y eso planean hacer. Además tienen la capacidad de controlar las mentes de quienes están cerca de ellos. Una vez más parecen empresarios que convencen a sus empleados a “ponerse bien la camiseta” y a trabajar por el mínimo y en malas condiciones laborales.

Mass Effect 2 dejó un poco de lado a Los Reapers y por eso me decepcionó el juego, pues tuve que esperar hasta la tercera parte para verlos en acción. Si hubieran tenido más participación seguro estarían más arriba. Otro punto negativo es que mucho del “lore” de los Reapers aparece en DLC de Mass Effect, lo cual me impidió conocer al 100% su historia pues mucho de ese DLC, o no lo jugué, o salió tiempo después de que terminé el juego, con lo que perdí la posibilidad de conocerlo.

Así que no hagan eso, no pongan DLC en medio de la historia porque muchos nos lo vamos a perder y por eso tus personajes no quedan más arriba en la lista.

4- Queen Myrrah / General Raam – Gears of War

La bandera del Xbox 360, y casi de toda su generación, fue el juego Gears of War, un “third person cover shooter”, desarrollado por Epic, que realmente me fascinó, fue un juegazo, en especial por jugarlo cooperativo con mi amigo Luis; era como volver a Contra pero en HD y 3D.

En el primer Gears of War iniciamos la batalla contra los Locust, una especie que vive en el subsuelo del planeta Sera, donde los humanos por alguna razón viven. Salen de la tierra buscando tomar el control de la superficie, lo que genera una cruenta guerra con cientos de pilares cuidadosamente colocados para tomar cobertura.

Al comienzo del juego los Locust parecen sólo monstruos sin mente, y bueno, se llaman locust (langostas), por lo que es de esperarse que sean como un enjambre. Sin embargo no son tan impersonales pues su líder en el primer juego, el General Raam, se ve frío, calculador e imponente.

Raam era básicamente el Nemesis de Resident Evil 3, pero con la diferencia que… Era Némesis con tratamiento para la gingivitis; en otras palabras era un tipo grandote, rudo, vestido de cuero negro y con cara de gamer desvelado en día de escuela. También peleaba duro y era un jefe final difícil de vencer.

Pero cuando ruedan los créditos una voz femenina de habla al fondo, anunciando que volverán, que no están derrotados y que lucharán hasta la muerte, esa voz era la reina Myrrah.

Myrrah es la reina Locust, la única de su especie que parece humana, porque (como lo vimos en Gears 5), así lo era originalmente. Myrrah es quien está al mando de la mente enjambre de los Locust y es la villanaza principal de la trilogía original.

Así es, la jefa de Raam y de cualquier Locust mamalón que aparezca.

Visualmente tiene un diseño que me recuerda a madame Web de Spiderman (y la misma actriz de voz), mezclada con Poison Ivy de Batman, con cierto sex appeal que te hace pensar: “Bueno, sí es una Locust pero tiene bubis”.

Myrrah es la villana de fondo de todo Gears of War y su fantasma sigue presente en nuestros días de Gears 5 (no fantasma literal). Fue una gran villana con una motivación diferente pues básicamente sólo desea la supervivencia de su estirpe. Por ello siempre será recordada aunque su nombre en español sea Mayra.

3- Vaas Montenegro – Farcry 3

¿Cuántas veces un juego se hace famoso por el villano? Si descartamos a Final Fantasy VII por Sephiroth entonces sólo queda Farcry 3.

La serie Farcry no era totalmente Triple A hasta que salió el tercer juego; el primero fue una sorpresa de PC, el segundo pasó de noche y obtuvo calificaciones mediocres peor el tercero causó una recolución. Todos hablaban de Farcry 3 y de ese villano que salía en la portada…

¡El villano salía en la maldita portada!

Cuando nos trataban de vender Farcry 3 no nos presentaban la isla paradisíaca, tampoco la amplia variedad de armamento o sus gráficos de última generación; nos mostraban a Vaas hablándole a la cámara acerca de la definición de la locura y lanzando memes de la cultura pop.

Vass es un rebelde de origen isleño, aparentemente latino, por su apellido, que forma parte de un grupo de piratas que tomó el control de la zona por medio de la fuerza. Vaas es un sádico y violento asesino drogadicto por lo que le dieron el trabajo en la primera entrevista.

Su diseño es cómodo, porta camiseta de tirantes, cabello mohicano y varias cicatrices; es su personalidad y su jovialidad lo que lo coloca al centro. Y Ubisoft lo sabía y por ello lo usó de principal estrategia de mercado para el juego.

Lo más sorprendente es que Vaas ni siquiera es el villano principal, muere más o menos a la mitad del juego, pero sigues pensando en él y en lo genial que hubiera sido si él fuera el malo de la última batalla.

Al final Farcry 3 quedó como un buen juego que es más recordado por su villano de portada que por cualquier otra característica.

2- Albert Wesker – Resident Evil 5

Para nadie es un misterio que Wesker es un gran villano, tiene toda la pinta de villano: Se viste de negro, es rubio y usa lentes oscuros de noche. Toda su indumentaria parece sacada de Darth Vader. Y no obstante Wesker no tuvo oportunidad real de lucir durante muchos años.

Aunque lo conocimos en el primer Resident Evil, en 1996, donde ya se le veía que sería un maloso, realmente el pobre Wesker hizo poco en ese juego, mató a balazos unas abejas (es en serio) y se dejó penetrar por un Tyrant. Si no fuera por sus lentes oscuros ni siquiera lo recordaríamos. Hasta donde sabíamos, Wesker estaba muerto y así permaneció durante esos primeros tres juegos.

No fue sino hasta Code Verónica, de Dreamcast, que nos enteramos que Wesker seguía vivo y que ya no era un simple humano, pero nuevamente fue dejado de lado en favor de otro villano principal (Alexia Asford) y aunque en la versión revisada, Code Veronica X, su participación se incrementó, aún salía poco.

Pero se le veía potencial.

Y no obstante nuevamente pasaron muchos años con Wesker en el anonimato. Llegó resident Evil 4 y NADA del personaje. ¿Qué pasó con sus poderes? Ni idea. En algún momento se da a entender que PODRÍA estar detrás de los eventos del juego, todo por una llamada con Ada Wong, pero no se confirma. Ni su cara ni su voz forman parte del juego.

Es hasta 2009, ya en la generación de Xbox 360 y Playstation 3, que Wesker recibe su oportunidad de brillar. Dos generaciones pasándola en las sombras (sin quitarse sus lentes oscuros) esperando participar.

En Resident Evil 5 por fin vemos y luchamos contra Wesker, donde hace gala de sus habilidades sobre humanas adquiridas previamente. Evade balas como Neo, golpea como madre enojada con chancla de cuero; y todo con su peinado fijado con aquanet y sus lentes oscuros que le dan personalidad.

En Resident Evil 5 fuimos testigos del verdadero potencial de este villano. Wesker tenía toda la porte y todo el estilo y este juego fue tan emblemático para él que se convirtió en el Wesker oficial, sus movimientos en Resident Evil 5 son los que usa en la película y en Marvel vs Capcom 3.

Si bien Resident Evil 5 es su último juego (¿será?), Wesker se fue dejando un buen sabor de boca en este título tan divisivo que a muchos no agradó pero que yo disfruté enormemente acabándolo junto a Luis. Así es que Resident Evil 5 siempre tendrá un lugar especial en mi memoria y Wesker un sitio en este top.

1- Liquid Ocelot – Metal Gear Solid 4

Un caso similar al de Wesker es el de Liquid Ocelot. Este personaje aparece en el genial Metal Gear Solid de Playstation 1, en 1998. Ocelot era el primer villano al que enfrentas por lo que, lógicamente, habría de ser el más débil (el Chill Penguin del juego). Un simple tutorial de cómo pelear en este gran título.

Lo derrotas pero no muere, entonces toma un simple rol de achichincle del villanazo, Liquid Snake, quedando realmente relegado al fondo. Ni siquiera brilló como segundo villano pues Psycho Mantis fue más memorable. Ocelot no era más que un viejito vaquero.

Pero al acabar el juego su voz, ¡Ocelot era un doble agente! Y no sólo eso sino que él manipuló a Liquid, a uno de los mejores villanos de su tiempo. Cuando aparece Metal Gear Solid 2 Ocelot habría de ser el villano.

Y pues… No del todo.

Ocelot tomó nuevamente un rol secundario en un juego donde el villano principal fue Solidus Snake; pero bueno, Ocelot sería el villano secundario, como Vaas; alguien que va a dejarnos una grata impresión.

Y pues… No del todo.

En Metal Gear Solid Ocelot pierde una mano y en la secuela la tiene. Raro, ¿no? Resulta que le pusieron la mano del fallecido Liquid Snake y… La mano ha tomado control de Ocelot y Liquid ha regresado en el cuerpo de Ocelot, con todo y su voz.

Así que Ocelot en Metal Gear Solid 2 no siempre era Ocelot sino que a ratos era Liquid Snake, pero en el cuerpo de un viejito. Tenía la voz y actitud de Liquid Snake y sólo el skin de Ocelot. Básicamente el villano era un Snake.

Ya parece Star Wars, todos deben ser Skywalker para sobresalir.

Pero llegaría Metal Gear Solid 3 y, con él, Ocelot… o Liquid… Quien sea que ahora sea, seguramente nos daría un gran espectáculo.

Y pues… No del todo.

Metal Gear Solid 3 transcurre en el pasado y Ocelot sí aparece, siendo joven; y era genial, pero nuevamente no fue el villano principal sino uno terciario, detrás de Volguin y The Boss. No podemos dejar que deja una buena impresión (salvo cuando maúlla), pero no terminaba de cumplir lo que prometía.

Pero llegaría Metal Gear Solid 4 y, con él, Ocelot, ahora sí, sería genial.

Y pues… Sí. Aunque…

No te voy a negar que no soy fan de Metal Gear Solid 4; para mí fue ahí donde vimos que Kojima lo había perdido. Tampoco me gustó eso de Liquid, la idea de la mano pachona que toma el control mental parecía de un capítulo de Los Simpson. Pero al menos ahora sí Ocelot era el villano principal.

Si bien no era 100% Ocelot, según ahora Liquid tenía todo el control, al menos la voz era la misma de Ocelot normal, además la apariencia y forma de actuar ya era menos Liquid y más Ocelot en el juego. Alguien más burlón, más sádico. Realmente se veía que Kojima buscaba retractarse de la idiotez que fue lo de la mano de Liquid.

No me gustó la forma como trataron de arreglar al personaje, reconozco que fue bueno que cayeran en la cuenta que Ocelot era un gran villano que se merecía su oportunidad de brillar, y hacerlo lejos de la sombra de Liquid Snake. De algún modo reivindicaron al pobre viejito ruso y aunque Metal Gear Solid 4 fue su final como villano (en Metal Gear Solid 5 vendría totalmente cambiado, con una personalidad irreconocible y siendo demasiado noble, nomás mírale la expresión).

A la derecha Ocelot en MGS2, ojos de malo; a la izquierda Ocelot en MGSV, ojos de rimel

Creo que Ocelot logra irse como merecía, como Ocelot, no a la sombra de Liquid Snake. Y por eso y porque lo mejor de Metal Gear Solid 4 fue él, Ocelot, no Liquid Ocelot sino el verdadero Ocelot, se lleva el puesto como el MEJOR villano de toda esa generación.

Al igual que Wesker, tardó en llegarle su momento, pero logró aprovechar la oportunidad y se quedará como el viejito que todos queremos ser, ¿no me crees? Mira esos abs:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login
Cargando.
Registrarte
Cargando.