Seis videojuegos que esperaba y me decepcionaron

Acerca de Seis videojuegos que esperaba y me decepcionaron

Cuando empecé de videojugador creí que todo sería gloria, eso, la gloria de ser videojugador; y la verdad, es un trabajo muy duro, pero cuando veo esos nuevos títulos que están por salir, sé que están pensando en decepcionarme los desgraciados. Aquí hay una lista de esos juegos que esperé mucho y que me dieron puro pito.

6- God of War Ragnarok

God of War nunca ha sido de mis series favoritas, en su momento jugué el primer juego en PS2 y se me hizo pasable, me brinqué el 2 y pasé directo a God of War 3 en PS3, que me pareción bueno; posteriormente jugué GoW Ascention y se me hizo medianito. Así es que no le esperaba mucho a God of War cuando se anunció a un Kratos barbón y con un hijo para el año 2018 en PS4. Cuando compré mi consola lo hice para jugar otros juegos pero God of War llegó incluido y wow! Me encantó.

¡Qué cambio respecto a los juegos anteriores! God of War de 2018 fue excelente y considero que fue de lo mejor que salió en su generación. Al acabar en cliffhanger me quedé esperando la secuela y fue por dicho juego que compré un PS5.

Y pues… No es malo pero no me gustó tanto como el primero. El primero se me hizo más retador, más tipo Metroid, mientras que la secuela se sintió más pausada, con menos desarrollo de habilidades y en general menos épica. Adicionalmente los gráficos no me sorprendieron; cuando jugué el original en PS4 me asombró más que lo que jugaba en Xbox One X a 4K, (y lo jugué en un PS4 Slim), mientras que Ragnarok me pareció poco sobresaliente.

No es un mal juego pero no se trató de la secuela que esperaba, por eso es decepcionante.

5- Star Wars Jedi Survivor

Star War Jedi Fallen Order fue un juego que disfruté muchísimo en su momento, quizá por el hype del Episodio 9 pero me fascinó la historia de Cal Kestis; todo me gustó mucho y además era retador sin ser tan frustrante. Cuando se estrenó Jedi Survivor claro que lo quería, así que lo compré y, nuevamente, se trató de un título inferior al original.

Jedi Survivor no mejoró en nada respecto a su primer juego, de hecho se fue para atrás; aunque cambiaron a un mundo abierto, eso le afectó en la manera de avanzar y explorar. Nuevamente el original tenía mucho del estilo de un Metroid, y la secuela lo eliminó o disminuyó bastante. Asimismo la historia no resultó ser muy interesante y el villano principal (los dos), resultaron patéticos. Incluso el giro de trama (que fue más o menos bueno), no tuvo sentido en su desenlace.

Jedi Survivor poco me gustó, tampoco me sorprendió gráficamente en mi Series X. Simplemente me pareció un título del montón.

4- Call of Duty Modern Warfare 2

Aunque no soy fan de Call of Duty, me puse a jugarlos todos por sus campañas y me divertí, tienen sus momentos, en especial Modern Warfare de 2019; por ello tenía muchas ganas de jugar la secuela por su campaña. Lo compré para Series X y sí, gráficamente se ve genial, tiene un excelente doblaje latino y se juega muy bien, las misiones están interesantes y fácilmente sería un buen juego, pero…

El juego es una pesadilla en cuanto a funcionamiento, simplemente no puedo jugarlo bien pues crashea cada tanto tiempo; he tratado diferentes fixes pero nada funciona. Aunque he podido avanzar sustancialmente y así conocer la historia, el crasheo constante me hace no adentrarme al juego y disfrutarlo, lo juego rápido tratando de avanzar y simplemente esto no funciona así. Modern Warfare 2 es terrible en rendimiento y parece que no se mejorará, por lo que no podré terminarlo. Ya incluso pienso vender mi colección de COD de Xbox One a Series.

3- Starfield

Starfield es un caso curioso puesto que al jugarlo vía Gamepass, no gasté extra en este juego. Sin embargo para un hype como el que Starfield tenía, el título fue una gran decepción. Aunque a mí me fue estable y sólo me crasheó unas tres veces en casi 100 horas, la verdad es que lo que se podía jugar no estaba muy divertido. Mundos vacíos, enemigos idiotas, historia que pasó de noche. Starfield no tuvo nada interesante.

Es una lástima porque amo los Fallout de Bethesda, igualmente Skyrim me pareció fantástico e incluso juegos de otras desarrolladoras de Bethesda, como Dishonored y Deathloop, me encantaron; Bethesda no me había fallado hasta que Starfield llegó a arruinar ese récord.

Aunque no es un juego terrible, es de mediocre a malo y eso para el hype que tenía lo vuelve una verdadera decepción. Aunque al ser un título de Gamepass, el dolor es algo menor.

2- Winning Eleven Pro evolution Soccer 2007

Aunque actualmente juego FIFA, originalmente fui super fan de Winning Eleven desde el PS2, de hecho era fan desde los International Super Star Soccer de Super Nintendo. Konami nunca me decepcionó con su Winning Eleven y cuando tuve mi Xbox 360, realmente le traía ganas a un Winning Eleven de nueva generación.

Pero qué bodrio fue el que recibí, el juego no se sentía en nada como el Winning Eleven de PS2 que solía jugar, honestamente ya no lo recuerdo bien, solo recuerdo que odiaba ese juego y que me arrepentí tanto de comprarlo en día 1. Nada funciobana como antes, no se jugaba como antes. No sé qué falló pero el juego no estaba adecuado.

Lo vendí al poco tiempo y me pasé a FIFA, y no he vuelto atrás. Aunque traté de volver a Winning Eleven durante su etapa de Pro Evolution Soccer y ahora eFootball, la verdad es que no logra gancharme como lo hace FIFA.

1- Metal Gear Solid V The Phantom Pain

Pero este juego sí que me dolió. Me encantan los juegos de stealth, amé Metal Gear Solid en PS1, Solid 2 y Solid 3 en PS2 me encantaron. La famosa serie de Metal Gear de Hideo Kojima era de lo que más amaba. Cuando salió Metal Gear Solid 4 algo no estuvo bien, pero no quise darme cuenta e incluso no fui tan duro con el juego en su reseña (que puedes leer aquí).

Cuando salió Metal Gear Ground Zeroes, aunque era poco más que un demo, el juego me gustó y le vaticiné un buen futuro; tenía buenas mecánicas, buenos gráficos; solo le faltaba la interesante historia que seguramente Hideo Kojima le podría meter a un juego completo. Fui sumamente amable con la reseña de Ground Zeroes (que puedes leer aquí).

Cuando salio Metal Gear Solid V The Phantom Pain lo compré día 1, realmente quería que me gustara. Y aunque en sistema de juego tenía cosas buenas, tanto la historia como lo vacío del mundo, así como sus estúpidas mecánicas de secuestrar soldados con un globo, para añadirlos a tu ejército, hicieron que The Phantom Pain me fuera aburridísimo y me sacara de la inmersión. Puedes ver su reseña en video aquí.

Los personajes secundarios participaban poco, las misiones se repetían, el villano era una burla. Tanto se pudo hacer con el buen gameplay que tenía si se hubiera cohesionado. Metal Gear Solid V The Phantom Pain fue víctima de su tamaño, pudo ser épico si se hubiera hecho más corto, con un entorno más denso y pequeño. Pero así como quedó ue una gran decepción. Tras este juego entiendo por que Kojima fue despedido de Konami. Se veía venir con Guns of the Patriots pero The Phantom Pain fue incluso peor. Por eso es el juego que más me ha decepcionado.

Comentarios
  1. Mr.T

    Winning Eleven 2007 si era un gran juego, pero en PlayStation 2.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login
Cargando.
Registrarte
Cargando.