¿Es The Last of Us Parte 2 un juego que manipule al jugador? (Spoilers)

El 2020 será un año que pasará a la historia por dos razones, una es que es el año en que el mundo se detuvo a causa de un virus, la otra es porque se trata del año que dividió a los gamers, y es que The Last of Us Parte 2 fue estrenado a mediados de 2020 y llegó con una explosión de odio.

Todo comenzó con unas filtraciones que no quise leer en los que se revelaban dos detalles de gran importancia: Joel moría y el jugador iba a controlar, en algún punto del juego, a su asesina, Abby. Esas dos características, sumadas al hecho de la orientación sexual de Ellie y la apariencia masculina de Abby crearon una vorágine de rabia de los gamers, quienes comenzaron una campaña de crítica y destrucción hacia The Last of Us Parte 2 mediante el ya conocido “review bombing” donde hundieron las calificaciones del juego, las cuales desde el punto del “User Score” se encuentran en el bajísimo y totalmente injustificado 5.5.

¿Cómo un juego que la crítica especializada considera con 94 de calificación llega a un “User Score” de 5.5? La realidad es que esa no es una calificación objetiva sino que es producto de la rabia de quienes no aceptaron el camino que un videojuego tomó.

Los gamers están molestos por dos razones: La muerte de Joel y el controlar a la persona que lo mata. He escuchado reviews de personas que se limitan a criticar al juego bajo el argumento de: “No quiero jugar con Abby”. El odio por Abby es tan grande que incluso han amenazado de muerte a la actriz que la interpretó, ¡WTF!

Pero… ¿No habrá sido esa la intención de Naughty Dog desde el comienzo? Me parece sumamente curioso que un juego cuyo tema es el odio y la incapacidad de ver las dos caras de la moneda (razón por la que te presenta ambas caras de la moneda), reciba precisamente odio y una incapacidad de ver las dos caras de la moneda.

Todos nos hemos reído con los memes sobre la actual generación de seres humanos que se molestan por todo, con el “todo me da estrés”, y luego vemos que un producto de entretenimiento toma la decisión de matar a un personaje principal y causa precisamente eso en las personas que se ríen de esos contenidos.

Es una verdadera generación de cristal.

Los detractores de The Last of Us Parte 2 están tan enfocados en ver las cosas sólo de su modo que ni siquiera son capaces de ver más allá de una opinión. Entiendo que no les guste que hayan matado a Joel (a mí me pareció adecuado y necesario para lograr el efecto que se pretendía), pero por esa simple razón parecen incapaces de ver más allá de la historia o de la trama, de ver el sistema de juego, eso que esos mismos detractores refieren que es LO MÁS IMPORTANTE.

El sistema de juego de The Last of Us Parte 2 es virtualmente idéntico al del primer juego que tanto aprecian los propios detractores. El juego se JUEGA idéntico, con algunas mejoras notorias en animación y gráficos, así como un retroceso (en mi opinión) en cuanto al ambiente del juego (el cual me parece sumamente repetitivo).

Las mecánicas de juego en The Last of Us Parte 2 son LAS MISMAS que en el primero, es un juego primordialmente de “stealth”, donde el personaje enfrenta infectados y humanos, teniendo que evadirlos o eliminarlos, preferentemente, uno a uno, hasta llegar a un punto del mapa que permite dejar eso atrás (lo cual tampoco me gustó puesto que lo considero un sistema de juego arcaico).

Así el sistema de juego no cambia respecto al anterior, lo que cambia es la historia, y por esa historia, que según muchos de los detractores NO IMPORTA tanto como el sistema de juego, un título que anteriormente sacó 10 de calificación se lleva 5.5.

¿Entonces la historia importa o no?

A mí sí me importa, para mí una buena historia es necesaria para que el juego me llene, es por ello que Doom 2016 y Doom Eternal, tan divertidos como son en sistema de juego, no me parecen perfectos puesto que básicamente no cuentan con historia.

La historia en The Last of Us Parte 2 a mí sí me gustó mas no considero que sea perfecta, para mí era predecible. Yo pude saber desde la PRIMERA escena de Abby que ella no sería una villana, no importaba lo que hiciera, desde la primera escena que tiene me fue posible saberlo, ¿por qué?

Al comienzo del juego puedes ver que una chica desconocida se levanta y conversa con otro, realizan una plática casual, se ven afectuosos. La manera en que ambos personajes se desenvuelven implica que se consideran amigos, familia. Incluso hacen una plática totalmente casual cuando la chica le pregunta a ese personaje si acaso ya terminó con su novia.

Posteriormente ese grupo asesina cruelmente a Joel, muy al estilo de cómo Negan asesinó a Glenn y Abraham en The Walking Dead.

Para mí eso no importaba puesto que las escenas anteriores me habían dejado muy en claro que ella, Abby, no era una villana; simplemente los villanos NO hacen eso, NO platican de aspectos casuales entre ellos.

Porque en la vida real NO existen los villanos.

El objetivo de The Last of Us Parte 2 era mostrar que no hay héroes ni villanos, sólo gente que sobrevive. Así como en la vida real incluso las personas que cometen terribles atrocidades, no son unidimensionales, tienen familias, ríen, lloran; la meta de The Last of Us Parte 2 era mostrar que todos somos el villano en la historia de alguien más.

A los ojos de Abby, Joel era el villano, era la persona que cometió algo terrible. A los ojos del gamer, quien controló a Joel durante el juego anterior, Abby es la villana que comete las acciones malvadas. Y el juego buscó que conocieras ambos puntos de vista.

Aunque sí manipuló un poco en el proceso.

Es claro que el objetivo de Naughty Dog era el hacer que empaticemos con Abby, retratan a Ellie de una forma mucho más cruel, más vengativa. Mientras que Abby inicia matando a Joel, su conducta posterior (cuando juegas con ella) tiende a ser de culpa, de expiar su acción. Con Ellie es la búsqueda de venganza, es ella quien asesina a sangre fría a los amigos de Abby mientras que Abby asesina a sus oponentes más en defensa propia (bueno… Excepto Joel).

Al final del juego Abby ha cambiado, perdona en varias ocasiones la vida de Ellie, rechaza pelear con ella, y es Ellie quien está cegada por el odio, es Ellie la verdadera villana de la historia.

Pero los gamers no pudieron verlo, están demasiado cegados por el juego de 2013, por la vinculación que lograron con Joel y Ellie, que no son capaces de despegarse, de ver la otra cara de la moneda; que Ellie es quien obra peor en el juego.

Y por eso me pregunto, ¿Acaso The Last of Us Parte 2 manipula a los gamers? Porque me parece que esa reacción es deliberada. Por un lado la intención de Naughty Dog pienso que fue el lograr el efecto que tuvo en mí, empatizar con Abby, preocuparme por ella y entender y perdonarla por sus acciones. Por otro lado los gamers tomaron precisamente la postura de Ellie, venganza, rabia, incapacidad de perdonar, de dejar atrás.

Eso está puesto dentro del juego. Ni siquiera has empezado a jugar cuando Ellie está peleada con Joel, no puede perdonarlo por la mentira que le dijo al final del primer juego. Debido a esa incapacidad de Ellie de perdonar, de entender las motivaciones de otros, se distancia de Joel y después persigue a Abby y a sus amigos a causa de la muerte de esa persona a quien no podía perdonar en primer lugar. Ellie cae en un pozo oscuro de odio donde deja de ver todo lo positivo a su alrededor: Su familia, sus amigos, una felicidad que aparentemente había logrado; y sólo se enfoca en lo negativo, en que Abby mató a Joel.

Igual que los gamers.

Los gamers están tan cegados en “Abby mató a Joel” que no sólo son incapaces de entender que es una obra de ficción, nadie murió en realidad; sino que ni siquiera pueden disfrutar de lo bueno que hay después del juego. De su mensaje sobre la venganza, de su sistema de juego que tanto les gustó antes, de sus gráficos o sus actuaciones. Ante sus ojos sólo ven odio, sólo ven que “Abby mató a Joel”.

Alguien me respondió en un comentario en YouTube: “Si Sony aceptara devoluciones por sus juegos 80% o 90% de los gamers habrían regresado el juego después de 2 horas”.

¡WTF dude!

¡Sólo dos horas y ya decidiste que un juego no te gusta! Y dura más de 20 horas para finalizarlo. Sólo porque en esas primeras dos horas: “Abby mata a Joel”.

Por eso siento que The Last of Us Parte 2 manipuló a los gamers; sea cual sea tu reacción, era lo que Naughty Dog quería lograr, ya sea que cayeras en el abismo del odio o que vieras lo que yo, que todos somos el villano en la historia de alguien más. The Last of Us Parte 2 logró salirse de los confines del videojuego para traspasar a la realidad y sólo por eso, un juego que mecánicamente es bueno, pero no magistral (le di 8.5 de calificación a causa de su sistema de juego arcaico), merece ser jugado, discutido y creo que pasará a la historia por lograr ser más que un videojuego, por ser una tesis sobre la fragilidad de una generación de cristal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login
Cargando.
Registrarte
Cargando.