Comentarios

  1. Jurgen dice

    Siendo honesto no he jugado ninguno de los juegos que mencionas (salvo Megaman 9 y no he podido pasar un sólo nivel… y bueno, como 2 horas de Dark Souls pero no me gustó del todo). Los juegos difíciles nunca han sido muy de mi agrado, no me gusta que sean sumamente fáciles pero si se van al otro extremo también es desagradable. A mí me gusta más la dificultad «sabrosa» un nivel que te patea pero que sientes que es posible de vencer.

    Turok, un fps mediocre del 360 y PS3 es uno de los ejemplos de dificultad «sabrosa», básicamente ser difícil es lo único que tiene a favor, está cerca de ser frustrante pero por alguna razón no llega a ese extremo, me hizo rabiar pero siempre supe que lo iba a poder acabar.

    Los Contra de Nes y Snes son otro ejemplo (aunque clásico), eran difíciles pero nunca injustos e incluso era factible acabarlos simplemente siendo cuidadoso y aprendiéndose simples patrones. Double Dragon 3 de Nes es otro juego que, en apariencia es sumamente difícil, pero se puede llegar al jefe final relativamente fácil (a ella aún no le gano).

    Volviendo a generaciones más recientes, Dragons Dogma es un juego que inicia muy difícil, siendo la parte más disfrutable, luego baja bastante hasta que llegas al post dragon game y ahí las cosas se vuelven a poner complicadas.

    En general a mí me parece que los juegos no deben ser como una caminata por el parque pero tampoco como cruzando el desierto.

    • Juan Villicaña dice

      Los juegos de Contra a mi ver son casos donde la dificultad está justificada, porque esos juegos tienen un excelente control y muy intuitivo de usar. En cierto modo es una cuestión de agudizar reflejos. En la epoca del NES habia juegos muy dificiles porque tenian controles pesimos, en cambio con Contra hay una dificultad alta acompañada de buenos controles y sin ningun gimmick estupido por nivel como en Battletoads.

      Me acabe el Doble Dragon 1 y 2 en la NES, precisamente el 3 es el que me falta por jugar, pero en todos lados me han dicho que es el más dificil. Lo comparan en dificultad con el de Bayou Billy.

      De los que están aqui los únicos que recomiendo encarecidamente son los de Ninja Gaiden el cual si bien tienen una dificultad alta, para mi este es el Hack and Slash definitivo. Lo tiene todo.. acción, poderes, gráficos, historia. Amé ese juego, inclusive el 3 con todo y que le dierón malas calificaciones a ese juego es un ejemplo de calidad aceptable. Los Ninja Gaiden eran juegos dificiles, pero eran juegos donde sentias que te volvias inexorablemente más fuerte y de reflejos más rapidos.

      De Dark Souls 2, no es tan dificil como muchos dicen una vez que le tienes paciencia, pero lo que me disgusta es que el juego privilegia demasiado el juego defensivo y se me hace demasiado pussy jugar de esa manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial