Comments

  1. Que lleva a alguien a no mover un dedo cuando las agresiones pasan al plano físico? Me llama la atencion que varias veces pusiste que ibas llorando con tu mama a quejarte de esos cabrones. Tienes una mama muy sobreprotectora supongo, tu papa no te aconsejaba defenderte o algo así?

    La secundaria es bien dificil, yo recuerdo que la peor etapa en que sufri bulleo fue en esa, en la prepa me sucedio eso de que el grupito de desmadrosos ya me querian agarrar de botana y antes de que eso sucediera apliqué la de dejar de entrar a clases, perdí 1 semestre entero hasta que mi papá me cachó escapandome de la escuela. Ya despues de eso me cambié de escuela y me propuse dejar que el miedo y la timidez me dominaran, hasta ese momento mejoraron las cosas.

    • El comentario de irme llorando con mi mamá ocurrió una ocasión únicamente, en sexto año.
      Respecto a la pregunta de que lleva a no mover un dedo cuando las agresiones pasan al plano físico, la respuesta es el miedo, miedo a que la consecuencia sea peor, ya sea física, ya sea social, quizá el bully es más fuerte, quizá me expulsan de la escuela. El miedo es la razón por la que la víctima de violencia muchas veces no actúa.

  2. En el tiempo en que ocurren los sucesos que cuentas, al bulling le decían «echar carro». O «echar carrilla». A propósito, te recomiendo no usar la llave de a caballo en algún libro futuro, no te vaya a demandar el Hijo de la leyenda, ni su nombre puedo mencionar.

    Fue agradable volver a leer un Creciendo Regio.

  3. Recuerdo un día recien entrando a la secundaria, el primer o segundo día tal vez, el que iba a ser el bully del salón empezó a hacer su recorrido molestando a todos. Hasta que llegó conmigo, me empujó y me dijo el clasico: «Qué??… Qué??!!»,afortunadamente, aunque siempre he sido nerd, timido y tranquilo, nunca le he tenido miedo a los bullys, algo ayudará que siempre he sido de los altos y de complexión mas bien fuerte. Asi que me paré y le devolví el «Que??!!», jajaja. Yo era un poco mas alto que él, nos quedamos viendo unos segundos y de pronto solo sonrió y asintió con la cabeza, supongo que pasé la prueba, por que después de ese dia y por los siguientes tres años, jamás volvío a molestarme a pesar de que era el mas odioso de la escuela … Hasta que un alumno de color, al que buleaban por su color de piel, lo mandó al hospital para reconstruirle la nariz y la mandibula después de que lo hizo mierda en una pelea.. la verdad se lo tenia bien merecido. Después de eso ya solo fue una sombra los meses que restaban de secundaria… no he vuelto a saber de él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.