En mayor o menos medida, todo nerd vio animé durante algún momento de su vida, ya sea que pienses que tienen historias más profundas que pueden conmoverte, emocionarte o hacerte pensar, o por el contrario, que son caricaturas para pedófilos que se masturban mientras ven a Sakura, hay unos clichés que se usan tan repetidamente que estaríamos mejor sin ellos.

6- La chica demasiado dulce

Regla número uno del fan del animé (por respeto, le llamaremos del modo que le gusta, Otaku) todo en el animé tiene un trasfondo sexual… bueno en realidad todo en la vida se trata de sexo, pero en el animé ni siquiera tratan de disfrazarlo. Cada serie es una oda a la masturbación, te explicaré:

Piensa en cualquier animé, el que sea, no importa que sea de deportes, de karate, de fantasía o escolar, siempre, SIEMPRE, habrá colegialas, y estas colegialas usarán los típicos trajes de marinerito que a cualquier empresario maduro japonés vuelve loco de exitación. Sí, esto es un cliché, pero no es molesto si manejan bien a los personajes, el problema es cuando repiten a los mismos personajes UNA y OTRA y OTRA vez.


Lindas tetas, pero no las podrás probar, ni tú ni NADIE!!!!

Si has visto suficiente animé, has notado que siempre hay una chica o excesivamente dulce o excesivamente enojona (y para acabarla de amolar, suele ser la protagonista). En su modo dulce, es la chica más noble del planeta, capaz de morir por sus amigos (o por una flor, o por un dulce, o por…) pero eso sí, JAMÁS dejará que el héroe se la coja. Esta chica es más recatada que una puta cara cuando el cliente no trae dinero. Está tan llena de virtud, que prácticamente no tiene vagina.

Este personaje está en TODO animé que veas, desde Amy en Sailor Moon (también Serena cuenta pero Amy es más recatada), Kasumi en Ranma, Lanch en Dragon Ball (la versión de pelo azul claro), Shun en Saint Seiya (qué? Que es bato? No mames!!!!), Anaís en Guerreras Mágicas, Haruko en Slam Dunk, la chichona en Bleach… uff, la lista sigue y sigue. Pero sin DUDA la más desesperante es…


Créeme, no sabes lo molesta que es

Misa Amane en Death Note, y es una lástima porque la serie es GENIAL, llena de misterio, originalidad y muy ingeniosa, pero Misa es un asco de personaje, muy molesta, muy típica (perdidamente enamorada SIN UNA PUTA RAZÓN) y claro, no se muere nunca (es más, hasta gana una extensión de vida para hacer del mundo un lugar peor).


Cualquier pretexto es bueno para poner una foto de Nabiki

5- La chica enojona


Básicamente Akane SOLO hacía esto

Por desgracia, también SIEMPRE usan el extremo opuesto, la enojona que siempre está regañando a todos y que niega sus sentimientos hacia el héroe, aunque fuera de eso, es tan recatada como la otra (así que de nuevo el héroe se queda sin coger). Este tipo de personaje tiende más a la comedia que la chica dulce pero aún así es desesperante.

Ejemplos de este personaje son Rei en Sailor Moon, Akane en Ranma ½, Naru en Love Hina, Bulma en Dragon Ball, Marina en Guerreras Mágicas, y muchas más.

Estos personajes no es que sean malos, simplemente son demasiado usados y por eso ya estamos hasta la madre de ellos. O sea, son muy unidimensionales, siempre tienen el mismo concepto de muy duras por fuera pero sensibles por dentro, no hay originalidad ni creatividad.

 

4- El tipo silencioso que las vuelve locas

Sabemos que los otakus son nerds, y la mayoría de los nerds somos callados en la escuela, y la verdad, qué no daríamos por que las chavas nos consideraran misteriosos e interesantes, pero no, en la vida real simplemente eres el rarito del salón, el que tiene más probabilidades de causar un multihomicidio.

Pero en el animé las cosas no son así, si un día llegas a la escuela y haces lo que siempre haces (eso de no hablarle a nadie… porque nadie te habla) y de pronto todas las chavas a tu alrededor tienen corazones en vez de ojos, ESTÁS EN UN ANIMÉ!!!!

Al parecer las japonesas también tienen sus fetiches y en este caso, son los tipos serios. Si en cualquier animé un personaje tiene pinta de nena, pelo negro y ojos de malencarado, y además es MUY serio, va a ser el más popular de la escuela.

Por algún motivo a las japonesas les encantan los tipos serios (al menos en el animé) y el simple hecho de no hablar los convierte en obvios favoritos, y en el típico rival del héroe (que suele ser extrovertido y muy hablador). En cualquier animé que veas encontrarás este personaje (especialmente en los escolares o en los shoujo).

Ejemplos como Rukawa en Slam Dunk, Touya en Card Captors Sakura, Latis en Guerreras Mágicas, Darien en Sailor Moon, Miyata en Hajime no Ippo, Saske en Naruto, el wey de lentes en Bleach, incluso Light Yagami en Death Note (el cual es ilógicamente popular).


Si eres japonesa acabas de orgasmearte

Este personaje no sólo suele ser callado y popular, sino que es de los chingones en lo que sea se trate el animé (Rukawa es el mejor basquetbolista, Miyata el boxeador más técnico) y por lo general son también adinerados o de familia poderosa (como Saske en Naruto).

Como ya lo vimos, este personaje suele ser el rival del protagonista (excepto en el caso de Light donde es EL protagonista), por lo general, representa todas las virtudes y además es frío y calculador, es un personaje que hace que las japonesas se toquen sus partes íntimas al verlo.

Aunque suele ser el rival (y a veces es controlado por el villano) no suele ser villano totalmente, el chiste es que este mono es frío pero no es malvado, por lo mismo puedes esperar que al final luche codo a codo junto al héroe.

Pero insisto, en la vida real, el callado no es misterioso, sólo es rarito, y en serio, no tienen que usarlo siempre, de verdad.

 

3- El héroe guarda dentro de sí un poder misterioso (y suele ser fuego)


Todos los clichés en una sola imagen

Ya entendimos, es el personaje principal, TODA la historia gira en torno a él, pero por qué siempre el héroe debe ser un completo idiota que encierra el espíritu de un dios? No podemos identificarnos con ese personaje porque:

  • No somos unos completos idiotas y
  • No tenemos el espíritu de un Dios dentro de nosotros

Casi sin falta, la historia empieza con ese atolondrado personaje que tiene el sueño de ser el mejor en _inserte deporte u actividad_ aunque comienza con cero habilidades. Después resulta que cuando nació, un sabio anciano encerró por pura coincidencia al Dios exacto para tal actividad (ya quiero ver que Naruto encierre dentro de sí al espíritu de la diosa de la fecundidad, a ver si ese poder le sirve de algo) y siempre, cuando el personaje está en una situación comprometida, pierde el conocimiento y se apodera su ser interior, que se jode a todos, luego vuelve en sí y todos le dicen lo cool que se veía con esa aura y el pelo levantado.

Esto es desesperante porque no sólo es repetido hasta el cansancio sino que además te aleja por completo de lograr algo similar al héroe porque el mensaje es que no importa lo pendejo que estés, si tienes el espíritu de un Dios ya la armaste, en otras palabras, si no tienes esa ventaja, ya te chingaste sin importar cuánto te esfuerces.

El tipo serio cuando menos logra el éxito por sus propios medios y talento, pero el héroe no, este wey simplemente está destinado a ser el mejor, sin importar cuantas veces la cague o qué tanto lo golpeen.

Ejemplos de este tipo hay tantos que simplemente podría resumirlo en TODO EL ANIMÉ que existe, pero si quieres ejemplos más detallados: Seiya en Saint Seiya, Gokú en Dragon Ball, Naruto en… Naruto, Fly en Las Aventuras de Fly, Ichigo en Bleach, Inuyasha en… Inuyasha.

Otro detalle es que muchas veces el héroe es representado por el poder del fuego, no es una regla pero si en la serie se manejan elementos, el que maneja el fuego va a ser el protagonista (salvo Sailor Moon pero esa serie es para niñas o tipos que se la quieren jalar).

 

2- La mascota cute

¿Recuerdas lo mucho que odio a Niño de Cobre? Bueno pues tiene una mascota, son las mascotas cute, usadas en casi todo animé para niños o para mujeres, y a veces en series para hombres, y ahí es donde apesta.

Nadie en el universo quiere al comic relief, pero si tu comic relief es un monito mágico que siempre se mete en problemas, la cosa se pone peor. La mascota cute suele ser el acompañante del protagonista, que además le proporciona poderes y (adivina) tiene poderes ocultos. Pero todos sabemos que existe para vender peluches y para que los otakus gays salgan del clóset diciendo que Vivi en Final Fantasy IX es un personaje “cute”.

Estos personajes no suelen ser muy importantes en la trama diaria, donde sólo se limitan a ser secuestrados por cada cosa con patas en el planeta, pero por desgracia son importantes en la historia general por lo que nunca dejan de salir. Nos condenan con sus ruiditos y sus caras eternamente sonrientes.

Ejemplos de estos son Nikona en Guerreras Mágicas, Luna en Sailor Moon, Kero en Sakura, el león en Bleach, y quizá el peor de todos, el (enfatizo el EL) hadita en Berserk. Berserk es una serie excelente, oscura y violenta, y todo se va al carajo cuando este mono (no recuerdo el nombre, Puck creo) aparece y engalana la trama con su varonil desnudez.

 

1- El nerd que súbitamente se liga a la más buena

Todos tenemos fantasías, y la fantasía más recurrente es ligarnos a esa chava buenísima que ni sabe que existimos, sabemos que eso no va a pasar, pero el animé no deja de hacernos creer que es posible, lo que ocasiona muchas frustraciones.


Sí ojalá sucediera pero NOOOOOOOOO

Todo dibujante, escritor, creador de animé es un nerd, como tú, como yo, no importa que sea japonés, tampoco lo pelan las japonesas (porque están muy ocupadas cogiendo con el serio que las trata como caca)  y por eso mismo descarga todas sus frustraciones en sus series, donde el protagonista es él mismo y tiene un interés romántico que está buenísima. Esa chava al final caerá rendida a los pies de nuestro debilucho amigo.


Sí claro, ya mero estarás en esta situación

No niego que es agradable tener la fantasía de que esa chava te pele, pero seamos realistas, la vida no es un animé, no tenemos el espíritu de un Dios dentro de nosotros, ni una mascota mágica que habla, ni las chavas nos ven como los misteriosos, y sin nada de eso, la fantasía de ligarse a la más buena es menos que una fantasía, es, literalmente, una jalada.

Mi problema con este personaje no es tanto el cliché (porque obviamente no se usa en series de combate) sino que nos da falsas esperanzas, como quisiera que saliera un animé realista, donde la más buena nunca pelé al nerd protagonista que no tiene ninguna habilidad, tiene asma, es callado y nadie le pone atención. Eso sí sería un animé original.

Este cliché es el primer lugar porque es uno que afecta a tu vida diaria, eso es porque has visto ánime desde muy chico, y esas ideas ya están bien ENSARTADAS en tu mente, todo nerd tiene la idea de que la chava buenísima lo va a pelar porque… EN SU ANIME FAVORITO PASO!!! lo cual hace que vivas obsesionado con una chava totalmente inalcanzable para ti (y al demonio con esas ideas de querer es poder, la realidad es que para que unos puedan muchos deben no poder, o qué, crees que nadie más se quiere tirar a esa chava? por qué tú sí podrías y los demás no?)

Por eso mismo, nunca verás en Eris (mi historieta) al típico personaje basado en el dibujante que casualmente es súper chingón y se liga a la más buena, he dicho.

descripcion
¿Decías?

Enhanced by Zemanta

Guardar

Comparte
  • 18
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares