El primer Bioshock fue una obra maestra, uno de los grandes juegos de la aún actual generación, la secuela no fue mala pero se sintió más como una expansión del primer juego. Infinite llega a cambiar esos aspectos al darle un giro de 180 grados… al estilo visual.

Empezaré siendo muy duro, no considero que este sea un gran juego, aunque los valores de producción son altísimos y la historia es realmente buena, el gameplay y el factor diversión son tristemente bajos, como juego de disparos no compite con los grandes que hay afuera y como juego de aventuras se queda corto en los aspectos que hacen que una aventura sea inolvidable, sí, es un juego que me decepcionó.

La primera vez que jugué Bioshock no me gustó del todo, la dificultad era alta aún con los vita chambers pues los enemigos no daban cuartel y se movían tan rápido que era difícil dispararles, el ataque cuerpo a cuerpo era la mejor opción en aquel juego de 2007, sin embargo mientras más jugaba más me adentraba en el mundo de Rapture y en su personalización de juego, esperaba que Infinite fuera como los Bioshock anteriores pero no fue así, en lugar de un mundo semi abierto donde debías dar vueltas para encontrar una salida, tenemos un escenario lineal (ni mapa tienes) y vacío, en lugar de enemigos inteligentes que se mueven rápidamente y están realmente vagando por todo el escenario, tenemos sujetos que parecen salidos de Doom, sólo cargan estúpidamente contra ti, en lugar de una amplia gama de personalización tenemos que los Vigors (los Plasmids de este juego) son inútiles pues sólo echarás mano del de Posession, el cual es el PRIMERO QUE OBTIENES!!!!

Bioshock Infinite

La mayoría de los aspectos de Bioshock son mantenidos pero se sienten capados, aún tienes tus poderes pero, como dije antes, éstos son inútiles pues sus efectos no son tan devastadores como en juegos anteriores, peor aún, el mejor poder es el que tienes de inicio por lo que no tendrás siquiera oportunidad de invesgtigar ya que no tiene sentido. Aún puedes modificar tus armas pero ya no cambian visualmente al hacerlo y como sólo puedes cargar 2 armas a la vez eso te obliga a no experimentar con distintas armas y enfocarte sólo en tus 2 favoritas, además que esas son las que obviamente upgradeas en las tiendas por lo que resulta inútil cambiar. Pasé en juego usando una escopeta y un superpoderoso rifle de francotirador (hacía más daño que el lanzamisiles) el 80% de las veces.

Bioshock Infinite

Teniendo poca capacidad de experimentación con las armas debido a que no puedes cargar muchas y teniendo que los poderes no son muy útiles, nos queda un sencillo shooter con poca IA enemiga, por desgracia como shooter no es muy destacado, las armas lucen visualmente ridículas y los enemigos difícilmente representan algún reto en la dificultad Normal, peor aún, éstos son escasos y no están caminando por ahí como en los anteriores Bioshock sino que aparecen al tú cruzar cierto punto e incluso un efecto de sonido te avisará cuando hayas matado a todos los de la zona.

Otro aspecto lamentable es el equipo que consigues pues es, en su GRAN mayoría, totalmente inútil, casi todas las mejoras que encontrarás se utilizan en aerocarriles (unas vías aéreas por las que te deslizas a gran velocidad y que sólo usarás cuando el juego te lo exija) y pocas te dan utilidad real.

Bioshock Infinite

Los gráficos están muy bien realizados y con un arte visual sorprendente, te quedarás admirando la creatividad con que fue diseñada Columbia (al más puro estilo American Dream de los 40s), los modelos de los personajes también están bien realizados y con buen detalle, sólo la chica, Elizabeth, tiene un diseño raro pues parece una muñeca en lugar de una persona, gracias a su gran cabeza y enormes ojos (y su pequeño cuerpo). Sin embargo gráficamente es un deleite visual y creativo.

Bioshock Infinite

La música es la misma de todo Bioshock, música y efectos de sonido sacados de la década de los 40s, lo cual se ajusta bien a la época en que se ambienta el juego. El doblaje en inglés es soberbio, al nivel del de Last of Us y Mass Effect, pero en español es de España y, aunque no es malo, falla a la hora de agregar emociones y, honestamente, me estoy cansando de escuchar las mismas voces españolas siempre, lo que incluso me lleva a decidir a no jugar en español más juegos que no vengan en español latino mexicano.

Si bien los aspectos de gameplay son muy decepcionantes, la historia compensa ampliamente esos defectos, sobre todo en las últimas 2 horas que es cuando todo comienza a caer en su lugar y lo que has visto hasta ahora empieza a cobrar sentido. El juego te manda algunas señales de lo que va a suceder y es coherente a lo largo de sus 14 horas de duración. Aunque algunos aspectos de la relación de los personajes no son tan elocuentes, Booker y Elizabeth toman aprecio y confianza uno del otro sin razón aparente, en ningún momento se justifica lo protector que Booker es hacia la chica ni por qué ella confía en él, Last of Us también se sintió precipitado en ese aspecto pero lo hizo mucho mejor que Infinite.

Bioshock Infinite

Es difícil entrar en más detalles en el aspecto de la historia sin soltar spoilers que podrían arruinar tu experiencia, pero involucra viajes en el tiempo y toda historia que tenga ese elemento siempre me es atrayente, aunque personalmente no creo en la factibilidad de la teoría de un mundo ilimitado de dimensiones alternas, la manera en que lo desarrollaron aquí está bien hecha y bien contada por lo que hasta parece factible.

Pero no todo en el aspecto de historia son alabanzas, el juego sólo comienza a tomar sentido cuando estás cerca del final por lo que pasarás largas horas sintiendo que la trama no va a ningún lado, otro aspecto criticable es su manera de presentar la historia, al igual que los Bioshock anteriores, ésta es contada sin cutscenes, siempre estás jugando mientras voces de personajes o audios grabados en cintas te relatan aspectos de lo que está sucediendo para que tú mismo acomodes las piezas. Aprecio el factor estético de este método para narrar la historia pero es sumamente incómodo para seguirla pues distintas acciones que realices te imposibilitan escuchar o poner atención a aspectos claves de la trama, por lo que estarás forzado a acudir a internet para entender la historia en general, yo lo hice, y aunque de entrada entendí prácticamente todo, sí hubo un par de aspectos de los que no tenía idea, ya sea porque lo narraron mientras estaba investigando algo o porque no encontré la grabación, eso en un juego que se basa en su historia es una falta considerable.

Bioshock Infinite

Bioshock Infinite ha sacado grandes calificaciones de la crítica, se le considera candidato a Juego del Año, a mi parecer esas calificaciones son inmerecidas, tiene buenos gráficos y una excelente historia, pero es, ante todo, un videojuego, y detalles como jugabilidad y diversión en general no atinaron en el blanco. En un juego en que reseñistas como Angry Joe o Game Trailers le dan 9 yo le doy a Bioshock Infinite un 7 de calificación, o más bien le daría pues no hago calificaciones totales, pero de hacerlas sería un 7 lo que este juego sacaría, y sólo se salva por sus últimas 2 horas en que la historia da un giro tremendo.

Es un juego atrevido, que se aventuró a tocar temas como adulterio, racismo, religión, aplausos por ello, pero comparándolo con The Last of Us, Bioshock Infinite es un juego de niños, vale la pena jugarlo si lo encuentras barato, no recomendaría compra retail.

Bioshock Infinite

Guardar

Reseña: Bioshock Infinite (TEXTO)
Sobrevalorado es la palabra que define a Bioshock Infinite, decepcionante, sólo me hace considerar conservarlo porque la historia se pone genial.
Gráficos8.4
Sonido6.1
Historia9.4
Jugabilidad6.7
Lo interesante
  • La historia es muy buena
Lo que apestó
  • Peor que los juegos anteriores
7.7Promedio
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •