my_favorite_game_villains_by_kingkoopz123-d6aoau4

Si algo ha caracterizado a los villanos modernos de cualquier medio como lo son la televisión, ciné y videojuegos es el hecho de humanizar los villanos. En este caso darles a los antagonistas del héroe siempre un perfil más familiar para que podamos identificarnos con estos.

Pero.. ¿Realmente es necesario hacer esto?. La idea actual de hacer villanos trágicos parece sumamente atractiva y cuando se es bien hecha es incluso muy interesante porque la calidad de un héroe se define por la calidad de los villanos. Pero en cierto modo el hecho de humanizar los villanos si bien puede traer cosas positivas como mayor identificación por parte de la audiencia tambíen trae el hecho de que mientras más humano sea el villano menos siniestro es. Y mientras más detalles personales conozcamos del villano este resulta ser menos amenazante.

En mi opinión debo decir que los mejores villanos son aquellos de los que se conocen pocos aspectos y tienen un halo siniestro sobre de ellos y sobre todo aquellos villanos que son malos de corazón, por el simple hecho de ser egoistas. Los mejores villanos en mi opinión son aquellos que hacen cosas por el puro hecho de satisfacer sus deseos personales.

Muchas veces los villanos son parias rechazados por la sociedad o por el contrario personas privilegiadas con demasiado poder. Lo que si es que hay mucho interes en la actualidad por traer personajes con un trasfondo dramatico y por supuesto si la historia lo requiere es mejor todavía.

Muchas veces se puede llegar a encontrar el punto medio, es decir un villano del cual conozcamos sus motivaciones personales y así mismo se nos establezca que sus medios como tales son egoistas y crean sufrimiento a otras personas.

Hay que ser sincero, no importa el medio. Siempre es mucho más satisfactorio ver derrotado a un villano que es malo de corazón que a un villano que hacía sus fechorias por razones nobles. De alguna manera hay algo de catarsis en ver triunfar a un héroe contra alguíen que era perverso de corazón.

Pero hay que ver las cosas como son. Las personas malvadas del mundo real jamás han sufrido de la misma forma en comparación a la que sufren sus victimas.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •