Cuando vi La Bruja hubo varias cosas que me gustaron, una de ellas fue la rubia actriz que interpretó a Thomasin, la protagonista; una entonces desconocida Anya Taylor Joy.

Anya es una chica argentino-inglesa que tiene una cara un poco ardillezca, lo cual es excelente para mí pues son características que me llaman mucho la atención debido a que lucen frágiles e inocentes, con cierto aire pícaro.

Aunque la conocí rubia y fue como me gustó, en muchas fotografías luce el cabello negro, así aparece también en Fragmentado donde también se ve muy bien.

Mide 1.69 de estatura, tiene 21 años (por lo que ya era adulta cuando salió en la Bruja así que los booners no son ilegales) y aunque no lo parece a simple vista, es curvilínea. Anya tiene mucho potencial y espero verla en más buenas películas en el futuro, por lo pronto parece que saldrá en la próxima cinta de X-Men así que sin duda la volveré a ver.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •