Hoy en día compartimos todo por redes sociales, nuestra información personal, nuestras ideas, frases motivacionales, noticias, memes; el mundo puede darse una idea de quienes somos nosotros gracias a nuestro perfil de Facebook. ¿Cómo nos mostrábamos ante los demás antes de eso? Por medio de los foros.

Aunque los chats existen desde antes, fueron los foros los que abrieron lo social en la comunicación cibernética. Eran lugares que mantenían una estructura similar entre ellos, donde te registrabas, creabas un perfil y podías pasar a participar en diferentes temas de tu interés. Había foros para todo: videojuegos, automóviles, tecnología, cine, juguetes, dibujos, etc. Participar en cada uno requería una cuenta diferente por lo que era medio latoso el ser muy variado.

vbulletin

Los foros desarrollaban una comunidad de la que formabas parte, los participantes no eran conocidos entre sí y la reputación la alcanzabas mediante tus comentarios o por los temas que creabas. Habían foristas reconocidos por ser trolls, por buscar pelearse con otros, algunos más por su actitud sensata y comentarios acertados, había muchos spammers (sólo escribían sin sentido) y más. Los nuevos miembros eran recibidos con dureza, a veces asustándose por la hostilidad de los demás participantes, siendo a veces ahuyentados por el trato cruel que recibían; aquellos que lograban pasar ese primer filtro tenían la oportunidad de volverse usuarios legendarios, que, con el tiempo, alcanzaban decenas de miles de “posts” lo cual les daba status. En los tiempos de los foros un comentario de alguien nuevo era casi descartado, mientras que si alguien con más tiempo decía algo, eso llamaba la atención.

Eso creó diversos sistemas de poder, etiquetas de “newbie” o “n00b” (sí, con números en vez de letras) y lograbas superar ese nivel sólo participando. Mientras más posteabas más reputación obtenías y, con ello, más nivel; eventualmente lograbas deshacerte de esa molesta etiqueta de n00b, lo que te reforzaba tu participación e impulsaba a seguir participando para ser legendario. Los foros tenían un mecanismo de progresión al estilo del RPG, el subir más niveles era el gancho para permanecer.

atomix

Luego llegaba la hora de destacarse, tu avatar, tu firma, tu manera de expresarte, buscabas la forma de sobresalir del resto (a veces eran decenas de miles). Encontrabas tu área de “expertise” demostrabas conocimientos y el resto de los foristas te preguntaba del tema en que eras maestro, eso daba más poder: “Llegó el experto en PS2 en el foro de PS2, dirá algo interesante”.

Los foros eran la forma de relacionarse antes de las redes sociales, se creaban amistades, incluso relaciones, llegaban los rumores de que X usuario andaba con X usuaria (tanto en físico como en virtual) y WOW, comenzaba el drama, de quién hacía que cosa, con quién, cómo, los pleitos de cuando terminaban, los celos cuando alguno de los usuarios tenía otros “pretendientes”. Y contrario a lo que esperabas, ese drama daba vida al foro, más drama era mejor.

El primer foro que conocí y en el que participé fue Realidad Alternativa, de ahí sospecho que los creadores eran conocidos míos aunque nunca lo pude confirmar, pues recuerdo haber visto a un conocido de la prepa entregando folletos de ese foro en una convención de comics, por ahí de 1999. Realidad Alternativa se enfocaba en el mundo nerd pero estaba un poco más abierto a otros temas, ahí comencé mis pininos foristas.

realidad alternativa

Cuando aquel sitio desapareció me mudé a los foros de Atomix, que fueron muy populares a inicios del milenio en curso. Comencé como un n00b pese a mi trasfondo de Realidad Alternativa, atacado por todos y… todas (una chica <quizá> cuyo Nick era Sophitia me dio un recibimiento bastante duro). Pero mi manera de expresarme, con cierta propiedad, y relativa buena ortografía (no acentuaba por flojera pero fuera de eso escribía bien me dio cierta fama como uno de los usuarios “más centrados” del foro. Con el tiempo alcancé algunos miles de posts y me convertí en un forista medio reconocido.

Estuve ahí varios años e incluso publicité Nerdcast en esos foros, mi firma tenía un banner de Nerdcast y compartía algunos de mis primeros artículos. Entre mis temas famosos del foro estaba el de películas de Zombies, el cual alcanzó cientos de miles de comentarios y se convirtió en uno de los temas base. De ahí surgió un juego en línea que inventé, un juego de rol de zombies en que creamos un tema, dicté una situación y cada participante decía qué hacía, yo lanzaba un dado virtual y ponía un rango de probabilidad y así se determinaba el curso del juego. Estuvo divertido y duramos así algunos meses.

Había algunos usuarios más o menos relevantes; el que más, Alman, un cuate que troleaba a todos, que hacía rabiar al foro con sus comentarios y que a veces hacía reír. Su eterno avatar era de Cartman y su actitud era exactamente la de ese personaje. Alman alcanzó un gran estatus, se volvió moderador y logró una identidad que le dio fama, junto a sus temas de “SEAMOS HONESTOS” los cuales llegaron mucho antes que los Honest Trailers.

alman

La ya mencionada Sophitia también tuvo cierta fama por ser mujer (no había muchas) o quizá serlo, nunca se sabe. La chava fue muy productiva en el foro durante un tiempo pero después desapareció sin despedirse. Llegamos a llevarnos bien e incluso la tenía de contacto en Messenger (ahh los viejos tiempos), me mandó una foto y no era nada fea, pero jamás se podrá saber si realmente era ella, cuando desapareció de los foros tampoco tuve más contacto.

Sophitia

Derek y Klarth eran otro par de usuarios respetados del foro, muy sensatos, no se metían con nadie pero defendían bien sus puntos, eran de los líderes del foro. Derek es contacto mío en Facebook y le ha seguido en el negocio de los videojuegos, es administrador de algunos sitios e incluso lo fue en atomix. De Klarth no estoy seguro quien era.

En Atomix hubo grandes momentos como el tema El Diario de un Pakito, el cual acuñó el término Pak0 para referirse a los novatos inocentes. Trataba de un “diario” de broma de un niño que le gustaba Final Fantasy 8, que quería hacer videojuegos y que al final trataba de convertir su PS1 en un PS2. Búscalo en internet, estaba gracioso.

La historia de SID, la cual alguna vez publiqué en Nerdcast, (leer aquí) es la historia, según que real, de SID, un usuario que se había casado con una mujer, cuya madre era una verdadera bruja. Su tema fue laaaaargo y nos tuvo a todos intrigados respecto a cómo acabaría pues trataba de diversas desgracias muy extrañas que le ocurrieron a SID. Él siempre juró que todo era cierto pero nunca se sabe, la historia fue tan impresionante que, o de verdad pasó, o SID es un gran escritor.

El debate de “Un mexicano contra Marvel Comics” Fue el caso de Alex Cruz, un chavo mexicano que quería hacer comics y que acusó a Marvel de plagiarle su diseño, Tonamelt, el vengador mexicano, en el rediseño de Nova. Difícil saber si todo fue real o una simple broma, se suponía llegó a una demanda que obviamente fue descartada.

tonamelt

El caso de Alex Cruz fue muy sonado en el foro y muy divertido debido a la poca calidad de los dibujos del mencionado y a la carta que se filtró que, se suponía, él había enviado a Marvel, una carta escrita en español que tradujo con BabelFish en la que dijo a Marvel: “No se pasen de lanzas” y la traducción fue: “Don´t happen of lances”. El caso de Alex Cruz fue largo y se convirtió en uno de los primeros memes de los que tengo conocimiento; luego llegaron los diseños de Alex para otras historias y, bueno, el Lobo-hiena. En su Deviant vi que, aún en 2016, seguía prometiendo el lanzamiento de Tonamelt.

Independientemente de la calidad de sus dibujos o de sus ideas de grandeza desmedidas, creo que el foro fue muy duro con él y demostró que el mexicano batallará mucho en lograr el éxito por culpa de otros mexicanos. Aun así su Tonamelt se volvió tan popular que salieron memes, fanart, una canción, participó en una tira cómica y más. Irónicamente si Alex sacara a ese personaje, por puro morbo sería un éxito.

Urameshi era un usuario racista (aunque él juraba que no lo era). Sus temas estaban cargados de menosprecio por la gente “no blanca”, mostraba fotos donde él demostraba su “blondés”. El tipo no era rubio sino castaño pero igual no importaba, juraba tener las nalgas más blancas que Hiler. Urameshi pudo ser inspirado (o haber inspirado) a Dross pues ambos eran muy similares en conducta.

Bunnyfriend, el caso de un forista cuyos extraños pasatiempos fueron tema de mucha controversia. Era un chavo de casi 30 años (en aquel tiempo mayor que la mayoría de nosotros) que estaba obsesionado con Rogger Rabbit y con los conejos de peluche; según se supo, por medio de él mismo, jamás salía de su casa sin su peluche de Roger, el cual era su “amigo”, en las fotos de su cubículo de trabajo se veía su adoración por los conejos pues tenía muñequitos por todos lados. Dos cosas fueron sonadas, su cosplay de Sakura Card Captor para una convención (de la que llegaron fotos y en las que él dijo que su mamá estaba MUY preocupada por él) y cuando acuchilló a su conejo de peluche, mostrando fotos del algodon desperdigado por todos lados. Bunnyfriend era todo un caso a quien el bullying que recibía sólo podría agravar las cosas. Alman era especialmente duro con este.

bunnyfriend

La guerra contra Forocoches. Algo peculiar de los foros era que, aunque dentro de él se pelearan los integrantes, formaban un frente común contra otros foros. Alguna vez un forista de Atomix ingresó al foro español Forocoches, que era muy grande, y los hizo enojar, eso comenzó la guerra para “tumbar” al otro foro. Consistía en hacerse cuentas y entrar en bola, tomar por asalto los temas, llenarlos de spam y, si eran muchos ingresos, tirar el servidor. Forocoches era más grande que Atomix por lo que ganó y dejó inservibles nuestros foros durante algunos días. El usuario La Pinta fue de los más participativos e incluso se quedó tiempo después de la guerra.

Con el tiempo yo me fui alejando, participé menos cada vez. Los foros de Realidad Alternativa volvieron e incluso fui moderador de ellos un tiempo pero no prosperaron. Participé en foros de dibujo pero también los fui dejando. Cuando comencé a dedicarme más a Nerdcast dejé de forear, y gracias al crecimiento de Facebook los foros perdieron su base de usuarios, quienes preferían hacer ese alboroto en la red social.

insert coin

Sin embargo los foros fueron parte importante de mi vida, ahí fue que comencé a escribir públicamente, a conocer la jerga del internet, de ahí surgió la idea de Nerdcast (por querer hacer algo como Realidad Alternativa).

firma

Nunca conseguí una cibernovia pero no todo fue un desperdicio, conocí mucho de muchos temas y me dio lo necesario para escribir un artículo más, uno que no es sobre El Programa GAMER, que está disponible en formato físico y digital en Amazon, puedes buscarlo aquí, aquí o aquí. (¿Creíste que no iba a dar más publicidad?).

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •