Siempre soy nostálgico, cuando no son los 80´s son los 90´s, cuando no es el glam, es el britpop, cuando no son los 16 bits err, entiendes la idea. En videojuegos cada cambio generacional es difícil y son las secuelas las que nos dan una transición más sencilla hacia la nueva era, pero no se pasen.

Para todos los videojugadores veteranos fue difícil dejar nuestro Nes en favor de un Snes, afortunadamente tuvimos a Mario World, Super Double Dragon, Contra 3 y Turtles in Time para hacernos más fácil esa transición al ser secuelas de juegos que ya veníamos jugando tiempo atrás. Gracias a esos juegos nos fue más sencillo el recibir aquella generación y disfrutar las nuevas franquicias que ahí nacieran como Street Fighter 2, F-Zero, Star Fox y muchas más.

Untitled-2

Así había sido en cada generación, las secuelas nos servían para darle tiempo al tiempo y que nuevos juegos llegaran a nuestras consolas. Por cada God of War en PS2 hubo un Metal Gear Solid 2 que hizo más fácil la espera. Sin embargo actualmente estamos viviendo dos polos opuestos, la generación anterior comparada con la actual es más atípica de lo que nos pudiéramos imaginar.

Cuando el Xbox 360 apareció a finales de 2005, lo hizo con relativamente pocas secuelas, Call of Duty 2, Advanced Warfighter de la serie Ghost Recon, Fight Night Round 3, Perfect Dark Zero y Project Gotham Racing 3 fueron las pocas secuelas que llegaron para llenar el hueco antes de la llegada de nuevos juegos, y vaya que llegaron juegos importantes, pesos pesados como Gears of War, Dead Space, Bioshock y Mass Effect. El PS3 tampoco fue muy diferente pues apareció con mucho juego nuevo que, a la larga, se convertiría en una serie. Casos como Resistance y Motorstorm, aunados al poco tiempo a Uncharted, inFAMOUS, Little Big Planet y multitud de otros títulos llegarían a formar parte de las franquicias relevantes que ahora dan vida a la generación actual. ¿Notas algo? Así es, al menos de inicio, la generación anterior no se fincó sobre la que le precedió.

Untitled-3

Sin embargo ahora no estamos viendo algo así, de hecho es totalmente lo opuesto. La actual generación, misma que apenas está por cumplir su segundo año de vida en forma, ha pasado su primer par de años con juegos bastante buenos aunque, al menos la mayoría, se tratan sólo de secuelas.

Forza, Second Son, Far Cry 4, Witcher 3, Arkham Knight, los FIFA, Killzone, Metro Redux, Wolfenstein The New Order; eso sin contar las remasterizaciones de juegos pasados o los millones de Assassins Creed que hay por ahí. Metal Gear Solid V, Fallout 4, Mass Effect Omega, Rainbow Six Siege, Deus Ex Mankind Divided, Final Fantasy XV, Gears of War 4, Halo 5, Uncharted 4, etc. Todos ellos son los juegos que mejor han sido calificados o los más esperados en el futuro próximo. No hace falta ser adivino para saber que la lista de los mejores juegos del 2015 tendrá a Witcher 3, Arkham Knight, Fallout 4 y MGSV entre sus candidatos. ¿Qué tienen todos en común? Todos son secuelas, quizá grandiosas secuelas pero, a fin de cuentas, tienen un pasado existente.

Untitled-4

Es ahí que encuentro extraña esta discrepancia tan grande entre lo que hizo grande a la generación pasada y lo que está haciendo grande a la actual (porque no te confundas, sí me está gustando esta actual generación). Mientras que en la etapa anterior fueron los nuevos juegos los que la hicieron grande (Gears of War llegó en 2006, Bioshock, Uncharted y Mass Effect llegaron en 2007). Ahora los nuevos juegos están quedando a deber, y de muy fea manera.

Destiny, Evolve, Titanfall, The Order, Dying Light, Sunset Overdrive. ¿Qué tienen en común todos ellos? La respuesta es doble, por un lado todos son juegos nuevos, por otro todos fracasaron ya sea en ventas o en crítica. Hoy en día puedes encontrar Titanfall por 250 pesos en botaderos, en unos meses lo mismo podrá decirse de Evolve y Destiny mientras que The Order fue el Lair de la generación actual. Incluso el pobre Sunset Overdrive, gustado por algunos pocos (a mí no me gustó) fue un fracaso comercial. ¿Qué está pasando?

Untitled-5

Si vemos el futuro próximo no es fácil encontrar nuevos juegos que luzcan interesantes, salvo quizá Horizon Zero Dawn y The Division. Esto no fue así en años anteriores en los que los primeros trailers de Uncharted, The Last of Us, Red Dead Redemption o los ya mencionados Bioshock y Mass Effect, fueron suficientes para ponerlos bajo nuestros radares al instante en que supimos que estaban trabajando en ellos. Quizá sea porque las secuelas (la mayoría de ellas nacidas la generación anterior) realmente se ven de lujo, quizá sea que se están acabando las ideas (lo cual dudo pues siempre se asegura que sucede en cada nueva generación). La realidad es que, al menos en estos primeros 2 años de existencia de la actual generación, los nuevos juegos no están llegando aún.

Oye: ¿Y Wii U? Accedo a considerarla de actual generación más no la nombré al principio por su tiempo adicional en el mercado, mismo que elevaría a 4 años de vida la actual generación. Sin embargo no es muy diferente, salvo Splatoon no se ha visto nada especial de parte de esa consola, lo cual no debe de extrañar a nadie pues Nintendo es el rey de las secuelas.

Untitled-6

¿Debemos preocuparnos? La respuesta es no, por ahora, pero sigo a la espera de un nuevo juego que me sorprenda, no quiero jugar las secuelas de lo mismo por siempre.

Guardar

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •