Disgaea: Hour of Darkness es el juego de estrategia más excentrico qué has jugado y probablemente uno de los más divertidos.

Disgaea es la contraparte retorcida de juegos cómo el Final Fantasy Tactics en donde se privilegia un modo de juego bastante sencillo pero qué escondia propuestas muy ambiciosas aún para los estandares del juego todo esto acompañado de una historia qué es una parodia de las convenciones de un RPG.

Esté fue un videojuego pequeño y bienintencionado, que despegó lentamente y se convirtió en un gran éxito y en un juego de culto. En sí Disgaea es lo qué podríamos considerar un Sleeper Hit. ¿Qué es un Sleeper Hit?, Bueno, es un titulo modesto y con escasa publicidad que aparece de la nada y termina por arrasar las ventas en los anaqueles, lenta pero incansablemente.

Sólo piensalo, ahora estamos hablando de un juego qué en estos momentos sí bien no es dificil de conseguir tampoco es sencillo de encontrar.

Esté es un juego qué en su epoca no fue muy apreciado y le tomo unos cuantos años obtener status de culto. Muchas personas y malisimos criticos de revistas simplemente se fuerón a acabar el modo de historia sin tomar en cuenta muchas otras opciones qué el juego brindaba cómo el mundo de los objetos (Ahorita hablaremos de eso).

Laharl, principe de la oscuridad y del mundo de los demonios despierta despues de una “siesta” de dos años. Etna, sirvienta del rey es aquella qué logra despertarlo (aún cuando su verdadera intención era matarlo) y quíen le pone al tanto de la situación.

El rey Krichevskoy, papá de Laharl muere tragicamente al atragantarse con una “Pretsel maligna” y tras su deceso la plaza qué el había dejado esta vacia lo qué provocara qué muchos demonios quieran disputarse el trono del rey.

Es ahora misión de Laharl quíen acompañado de Etna junto con su ejercito de Prinnies (una suerte de pinguinos Kamikazes) y una angelita de nombre Flonne quíenes tendran qué derrotar a todos los demonios posíbles además de hacerse de poderosos aliados en una aventura qué lo llevara a ser el rey de los demonios.

Así es. Esté es el argumento. Es bastante sencillo, pero no se puede esperar una iliada ó un drama súper epico porqué en cuestión de historia esté juego es una parodia ó una comedia de los tipicos RPGs. Aunqué cabe decirlo qué aún dentro del humor qué tiene la historia es gratificamente la forma en cómo definierón a los personajes. Todos los personajes son muy divertidos y tienen sus aspectos qué los hacen ser carismaticos y entretenidos. Habra algunos qué te gusten más qué otros pero todos tienen lo suyo.

El modo de juego es sencillo, pero es muy sencillo de aprender y ofrece muchsiimas posibilidades. Estamos posicionados en un tablero de vista isometrica en donde los personajes podran moverse por una serie de cuadrados y ejecutar acciones contra los enemigos.
Estas van desde ataques normales, pasando por las magias así cómo el crear combos en los cuales dos personajes se uniran en un mismo ataque ya sea con magias ó tecnicas especiales. Los combos entre dos personajes sólo seran posible sí el personaje en cuestión tiene afinidad ó complicidad con el otro guerrero.

Todos nuestros aliados tendran cierto nivel de afinidad con uno ú otros personajes de nuestro grupo y sí un personaje en cuestión tiene cierta afinidad con otro lo más seguro es qué sea posíble desempeñar un ataque en combo.

Sí organizamos bien a nuestro equipo se pueden hacer combos no sólo entre dos personajes sino hasta con cuatro personajes. Lo mejor de los ataques en combos es qué al ejecutarse sólo vas a gastar el turno de un sólo personaje únicamente (En esté caso el de aquel qué hace el ataque principal).

Un factor importante en el juego son las Geo-Stones. A veces los paneles del escenario estaran coloreados de un determinado color y sobre ellos estara una: “Geo-Stone” sobre el panel de ese color la rige la propiedad determinada de todos los paneles coloreados.

Estar en un panel de una Geo-Stone puede brindar diferentes efectos a tus personajes ya sea tener invencibilidad, doblar el poder de tu personaje; pero la realidad es qué dentro del juego las Geo-Stones van a perjudicarte más qué ayudarte puesto qué la mayoria de las veces estan a favor del enemigo porqué tendras qué organizar bien a tu grupo de personajes para eliminarlas y así desaparecer sus efectos.

El juego tiene muchas opciones las cuales no sólo se limitan al modo de historia únicamente. Al derrotar a un personaje no sólo nos daran experiencia sino tambíen puntos de mana los cuales podemos usar en la asamblea para proponer desiciones militares cómo lo podrían ser chantajear a los ministros para qué te den dinero ó más tropas (!Cómo en la vida real!).

Una vez qué propongas tu tema ante la asamblea veras qué hay ministros qué estaran de acuerdo con tu proposición y otros qué estaran en desacuerdo a los cuales tu vas a tener qué sobornar para qué cambien de parecer.

Hay desiciones qué el parlamento cómo tal no va a aprobar, pero qué aún así Laharl puede hacer tales cómo la creación de personajes. Nosotros podemos crear personajes en base a los puntos de mana qué hallamos conseguido. Mientras más fuerte sea el personaje tendremos qué gastar más puntos de mana mientras qué un personaje super fuerte requerira qué la asamblea apruebe su creación.
Podemos crear diferentes tipos de personajes ó creaturas.

Y aunqué al inicio las clases elegidas sean cosas cómo: Hechicero, guerrero, monje ó creaturas de bajo rango, a medida qué uno progrese en el juego se liberaran más tipos de clases.

En Disgaea, los objetos tambíen cuentan con diferentes rangos y cada objeto puede subir ó bajar de rango dependiendo de las personas qué encuentren trabajando en el mundo qué está en el interior de ese objeto. Aunqué parezca dificil de creer cada objeto tiene dentro un “Mundo propio” y nosotros seremos capaces de entrar en el mundo del objeto para pelear en diferentes escenarios y así hacerlo subir de rango tambíen con la ventaja de reclutar a las personas qué viven dentro del objeto. De está forma no sólo podras entrenar para levelear a tus personajes sino qué tambíen te haras de items bastante utiles.

La progresión del juego se da por capítulos, pero cómo si fueran capítulos de anime con una cortinilla anunciando el proximo episodio (Guau :0). La historia se desarrolla a la vieja usanza retro a través de dialogos conversacionales entre los personajes lo cual en su epoca fue algo bastante criticado porqué en ese entonces estabamos en la era del zapping (Bueno, aún lo seguimos estando).

¿Cómo es el juego graficamente?. No es nada impresionante. A pesar de ser de PS2, esté juego tiene las graficas de uno de PS1. Aún así los sprites de los personajes están muy bien animados y son muy expresivos, aparte de qué el diseño de escenarios es muy creativo además de ser muy colorido.

En el aspecto del sonido el juego es tambíen bueno. La música es bizarra pero se lleva muy bien con las imagenes del juego con esos temas aparentemente barrocos los cuales incluyen extrañas masas corales. En el juego se nos dara a escoger entre las voces en japones e inglés. Al escoger las voces en japones en las conversaciones del modo de historias podras escuchar las voces en su idioma original, más sín embargo en el modo In-Game escucharas los gritos y reacciones de las voces en inglés.

Disgaea fue distribuida por Atlus, compañia qué se ha encargado de distribuir muchos RPGs japoneses en América, míentras qué los juegos posteriores los titulos de Disgaea serían distribuidos por Nippon Ichi Softaware, la propia desarrolladora y distribuidora del juego en Japón.

Esté juego tuvo una secuela, Disgaea 2, la cual no sólo fue muy bien recibida sino qué expandio todavia más las cosas propuestas en el primer juego. Disgaea recibio un port para Nintendo DS y PlayStation Portable además de qué consiguio su propia adaptación a anime. Nada mal ¿eh?. Pocos han logrado tanto con tan poco.

Guardar

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Practicamente el juego es infinito. Lo ame